17-11-2008

Estados Unidos

Obama Y McCain Hicieron Las Paces Y Prometieron Una "era De Reforma"

El presidente electo de Estados Unidos recibió hoy a su derrotado ex rival y prometió que ambos trabajarán juntos por el bien del país. La reunión fue la primera desde que el demócrata venció al republicano en elecciones el 4 de noviembre. El gesto buscó dar una imagen de unidad interpartidaria en épocas de crisis.

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, recibió hoy a su derrotado ex rival John McCain y prometió que ambos trabajarán juntos por el bien del país, en un gesto que buscó dejar atrás un áspero año electoral y dar una imagen de unidad interpartidaria en épocas de crisis. 

La reunión fue la primera entre Obama y McCain desde que el demócrata venció al republicano en elecciones el 4 de noviembre y se convirtió en el primer presidente negro de Estados Unidos, y con ella Obama cumple su promesa de extender una mano a oponentes mientras prepara la transición, su equipo y agenda de gobierno. 

Obama, de 47 años, y McCain, de 72, posaron sentados para los fotógrafos durante unos breves instantes antes de reunirse a puertas cerradas en las oficinas del equipo de transición del demócrata en Chicago. 

Antes de que los periodistas fueran invitados a dejar el lugar, el presidente electo anticipó "una buena conversación sobre de qué manera podemos hacer algo juntos para arreglar el país". 

Obama, que asumirá en enero próximo, agregó que el encuentro también servía "para ofrecer las gracias al senador McCain por el impresionante servicio que ya ha dado" al país como combatiente en Vietnam y en sus 26 años como senador por Arizona. Consultado sobre si pensaba ayudar a gobernar al presidente Obama, McCain respondió: "Obviamente". 

De la reunión y las fotos participaron también el jefe de gabinete entrante, Rahm Emanuel, y el senador Lindsey Graham, un cercano amigo de McCain, informó la cadena de noticias CNN. 

En un comunicado conjunto emitido después del encuentro, Obama y McCain defendieron la unidad política como herramienta necesaria para mejorar la calidad de gobierno y afrontar los desafíos del país, entre los que se cuentan la peor crisis financiera en 80 años y las guerras en Irak y Afganistán. 

"En este momento decisivo de la historia, creemos que los estadounidenses de todos los partidos quieren y necesitan que sus líderes se unan y cambien los malos hábitos de Washington para que podamos solucionar los desafíos comunes y urgentes de nuestra época", dijeron ambos dirigentes en su comunicado. 

"Es en este espíritu que tuvimos hoy una conversación productiva acerca de la necesidad de lanzar una nueva era de reforma con la que hagamos frente al gasto público y al proselitismo agresivo de Washington a fin de restablecer la confianza en el gobierno", prosiguió el texto.

"Esperamos trabajar juntos en los días y meses por delante en los desafíos críticos, como la solución de nuestra crisis financiera, la creación de una nueva economía energética y la protección de nuestra seguridad nacional", agregó el comunicado. Obama y McCain se enfrentaron duramente durante la campaña electoral sobre la guerra en Irak, el manejo de la economía y otros temas. 

En la contienda tampoco faltaron campaña sucia y ataques personales, sobre todo del republicano al demócrata. Pero McCain felicitó a Obama públicamente la noche de su triunfo, y luego mantuvieron una conversación telefónica en la que acordaron reunirse más adelante. El encuentro tuvo lugar en momentos en que se multiplican las especulaciones sobre a quiénes elegirá Obama para su gabinete. 

Según medios estadounidenses, el equipo de transición de Obama examinaba cuidadosamente las finanzas de su ex adversaria en la interna presidencial demócrata, Hillary Clinton, y de su marido, Bill Clinton, con el fin de decidir si nombra a a senadora secretaria de Estado, o sea jefa de la diplomacia del país. 

En una entrevista con el canal CBS emitida anoche, Obama confirmó que se reunió con la ex primera dama en Chicago, pero no quiso decir si le había ofrecido el puesto. 

El demócrata también dijo que nombrará al menos a un republicano en su gabinete, pero tampoco dio detalles. Una fuente del equipo de transición dijo que Obama no irá tan lejos como para ofrecerle un ministerio a McCain, informó CNN. 

Lynn Tramonte, directora del grupo proinmigración America’s Voice, expresó su esperanza de que una más estrecha cooperación entre demócratas y republicanos permita sacar adelante una ley para regularizar a los 12 millones de ilegales como la que el año pasado naufragó ante la oposición conservadora. 

"El presidente electo Obama y el senador McCain han sido grandes impulsores de la reforma inmigratoria en el pasado, y harían un gran equipo juntos", dijo Tramonte. En su entrevista con CBS, Obama dijo que superar la crisis económica será su prioridad cuando suceda al republicano George W. Bush, a partir del 20 de enero. 

El presidente electo prometió también retirar a las tropas estadounidenses de Irak, combatir a la red Al Qaeda en Afganistán y cerrar el centro de detención para islamistas en Guantánamo, Cuba, en un drástico despegue de la política exterior de Bush. 

 

Fuente: Télam

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina