16-08-2008

MINISTROS DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA

Pretenderían Sancionar A Un Camarista Por Señalarles Un Error Jurídico

 El Presidente de la Cámara Criminal de Paso de los Libres, Marcelo Manuel Pardo realizó una presentación de descargo respondiendo a la facultad de superintendencia por la cual el Superior Tribunal intentaría corregirlo disciplinariamente. Es por un fallo en una casación donde se lo obligaría al Magistrado a respetar una decisión que se estima contraria a derecho. El STJ en lugar de reconocer el error jurídico en que se situaría su decisión, manda a investigar al camarista como queriéndole advertir a que se llame a silencio frente a situaciones similares, lo que cercenaría el derecho a juzgar libre y racionalmente.

El Presidente de la Cámara Criminal de Paso de los Libres, Marcelo Manuel Pardo realizó una presentación en respuesta a una sanción disciplinaria que pretende aplicarle el Superior Tribunal de Justicia, por haberle señalado un error jurídico en un fallo, dejando a salvo su criterio ajustado a la norma.

El Alto Cuerpo, encabezado por el Ministro Guillermo Horacio Semhan (dueño del primer voto), y con la adhesión de Juan Carlos Codello, y Carlos Rubín y la firma de Eduardo Farizano, le encargó al Secretario Administrativo del STJ una investigación con la posibilidad de sancionar al Magistrado libreño con hasta el 30% de su salario mensual, por haber afirmado en la revisión de una casación que el Superior Tribunal no podía haber desconocido la ley aplicable a un caso específico que se tramitó ante la Cámara que preside Pardo, dejando al descubierto al máximo órgano de justicia provincial el haberse arrogado, en ese caso, facultades legislativas, lo que claramente es contrario a derecho, según informó una fuente judicial.

Como muestra de un ejercicio de aparente abuso de poder, el STJ en lugar de reconocer el error jurídico en que se situaría su decisión, manda a investigar al camarista como poniéndolo sobre aviso y advirtiéndole que a futuro no podría decidir de acuerdo a su razón jurídica sino de lo que se le ordenaría por imposición de la jerarquía.

El hecho más grave, sería que con este accionar se atentaría contra la libertad de decisión en materia de contenido de la Sentencia, garantía de la que deberían poder gozar todos los jueces en su jurisdicción (decir el derecho) ya que para ello, fueron puestos en sus cargos.

No de menor gravedad, sería el hecho de que el STJ haya delegado en un secretario que complete la norma individual sobre la que el magistrado debe producir su descargo, sin ajustar el trámite al reglamento de sumarios; ya que los secretarios no tienen autoridad sobre los jueces.

El CASO DEL CONFLICTO

La causa tiene origen en la sentencia 151, dictada por la Cámara Criminal de Paso de los Libres, en la que se condenó a un imputado que aprovechando que la amante y madre de su hijo, le daba la espalda, extrajo un arma de fuego, revólver calibre 22, y le realizó un disparo que lo dirigió hacia la nuca de ésta, quedando alojado el proyectil en la zona occipital, para luego tomar al bebé de apenas 43 días, al que dejó abandonado luego a su suerte, en un local cerrado sobre una ruta provincial. Ni la madre ni el niño fallecieron.

Por voto de la mayoría del Tribunal, se calificó al hecho por el cual se disparó el arma de fuego contra la mujer, como “Lesiones Graves Calificadas por la Alevosía”.

El voto minoritario fue de Pardo quien encuadró esa conducta como “Tentativa de Homicidio Calificado por el Modo de Ejecución (Alevosía)”, que implicaba una pena mucho mayor, quedando condenado en definitiva por el delito de “Lesiones Graves Calificadas por la Alevosía”, con el concurso real del delito de “Abandono de Persona Calificado por el vínculo” (por haber abandonado a su hijo recién nacido).

El fallo en cuestión, fue apelado por el defensor y por sentencia 51, el STJ decidió reencuadrar esa acción, en un delito que conlleva a una pena mucho menor, afirmando que se trataba del delito de Lesiones Leves y reenvió a la Cámara de Pardo para que se aplique la sanción correspondiente.

En el reenvío, Pardo con la adhesión esta vez unánime de otros dos jueces, dejó a salvo la opinión contraria sobre la nueva calificación dada por el STJ.

Fundamentó su razón en que si se acreditó que el condenado disparó un arma de fuego causando una herida menor (leve), esa conducta debió subsumirse en el delito de “Abuso de Armas”, o en el peor de los casos, debería haberse aplicado la agravante del art. 41 bis, del C.Penal, que pena el empleo de arma de fuego en el delito.

Estas circunstancias legales habrían sido omitidas en el análisis del STJ, llegando a una sentencia que sería desacertada al apartarse del sistema impuesto por el legislador nacional.

Tampoco habrían motivado la explicación por la que dejaban sin efecto la condición agravante de la alevosía, que hubiera permitido imponer una pena mayor.

El STJ, en lugar de reconocer el supuesto error jurídico en que se situaría su decisión, mandó a investigar al camarista y dejó entrever la posibilidad de castigarlo con hasta el 30% de su salario, por la única razón de hacer notar cual era la ley correcta a cumplir, tal sería su obligación.

EL DESCARGO DE PARDO

Si bien el magistrado prefirió no publicitar el tenor de su escrito de defensa, dio a conocer que su mayor malestar obedece a que se lo discrimina mandándolo a investigar solo a él, cuando en el reenvío los otros dos jueces se adhieren a su voto sin ningún cuestionamiento.

Resaltó que “la potestad sancionatoria no está establecida para sojuzgar la garantía de independencia que tenemos los jueces en materia de sentencia, y que por libertad de ciencia y de conciencia no puedo desoír el claro mandato del legislador, aplicando una ley que era inoperante para el caso en juicio, por lo que destaqué mi discrepancia”, remarcó el magistrado.

Además enfatizó una crítica contundente hacia el trámite seguido para corregirlo disciplinariamente, por las cuales solicita la nulidad del procedimiento y peticiona el apartamiento de los Miembros del STJ que suscriben el fallo, por sospecha de parcialidad objetiva en su contra, según informó una alta fuente judicial.

En este marco, solicitó que se entienda su reserva de extender sus percepciones, evitando poner en tela de juicio a las instituciones, pero aseguró que “en su defensa va a utilizar todas las herramientas legales para que se revise la conducta de quienes lo mandan a investigar a él”, finalizó contundentemente.

Quienes lo conocen, aseguran que tiene un apoyo total de sus pares y colegas, un respeto social ganado a fuerza de trabajo y estudio, y auguran que ésta va a ser una parada difícil de sortear por el STJ.

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina