01-08-2008

Triunfo

Con Una Gran Levantada, La Selección De Básquet Se Llevó El Diamond Ball

La "generación dorada", que en un momento del partido perdía por 22 puntos, le ganó a Australia por 95 a 91 y se coronó campeona del certamen preparatorio para los Juegos Olímpicos.

Argentina gritó campeón en Nanjing. El equipo que dirige Sergio Hernández superó a Australia por 95-91 y se quedó con el título en el Diamond Ball, torneo que sirvió como preparación para los Juegos Olímpicos.

La Selección arrancó a puro triple, con Nocioni y Prigioni castigando desde la larga distancia. Los australianos mantenían la paridad gracias a la potencia de Nielsen, quien dominaba a Scola en la zona pintada y lograba disimular la poca participación de Bogut. El equipo de Hernández se escapó por cinco (17-12) a partir de un nuevo triple de Nocioni (3/3), pero la rotación del quinteto albiceleste trajo algunos desacoples defensivos y problemas en la conducción -tres pérdidas consecutivas-, algo que fue bien aprovechado por el campeón de Oceanía. El primer cuarto se cerró 25-24 a favor de Australia.

Mills tuvo un muy buen ingreso al juego y llevó a los australianos a tomar una interesante ventaja de 34-27 a mediados del segundo parcial. Mientras, Argentina dependía mucho de los lanzamientos externos de Nocioni (16 puntos a esa altura del encuentro) para intentar quebrar la zona propuesta por su rival. El Chapu además se mostraba muy activo en el costado defensivo, ayudando a sus compañeros en la marca y bajando rebotes. En tanto, Ginóbili andaba torcido para el aro pero colaboraba con robos de balón para mantenerse a tiro (33-34).

Hernández optó por poner en cancha a un equipo bajo (Delfino, Quinteros, Ginóbili, Nocioni y Román González) y los australianos supieron aprovecharlo: metieron un parcial de 13 a 2 y cerraron el cuarto con ventaja de 47-35. Argentina se fue al descanso largo con mucha disparidad en el reparto del goleo y, una vez más, con varios jugadores cargados de faltas.

Parecía que el partido se iba de las manos, porque cuatro puntos al hilo de Newley dejaron a Australia arriba por 19 puntos (54-35). En ese momento, el más complicado, Ginóbili y Scola aparecieron en toda su dimensión. Manu anotó 12 puntos en el cuarto y el ala pivote de Houston Rockets aportó 7 para arrimarse en el marcador (58-65). Eso le dio confianza a Prigioni, quien empezó a encontrar huecos en la defensa rival para habilitar a los internos usando la puerta trasera.

Llegó el parcial decisivo y Scola siguió haciendo gala de sus espectaculares movimientos en la pintura (73-76). Oberto volvió a aparecer en ataque, mientras que los australianos sólo sumaban a través de Newley. En un abrir y cerrar de ojos, Argentina se puso al frente (85-81) con dos conversiones de Scola, quien salió sobre el final tras cometer su quinta falta personal.

Ginóbili volvió desde el banco con un triple (89-85) y a continuación se encargó de sentenciar el partido desde la línea de tiros libres, pese a que Australia le puso algo de suspenso al cierre con un triple de Saville. Así se llegó al final y Argentina desató el festejo en Nanjing. Lo hizo tras sufrir ante un rival que en la previa aparecía como inferior. Se cometieron errores, es cierto, pero el corazón de este fantástico equipo dijo presente en el momento justo.

Fue clave lo hecho en la segunda mitad: Argentina anotó 60 puntos de la mano de Scola (fue el goleador del partido, con 32 puntos) y Ginóbili (terminó con 24). Nocioni, en tanto, aportó 20 para la Selección, que logró su primer título oficial FIBA con Hernández como técnico.

Con varios ajustes por hacer, Argentina deja Nanjing con una imagen positiva, que invita a la ilusión. El debut en los Juegos Olímpicos está muy cerca, pero la Selección demostró una vez más que, cuando quiere, puede.

 

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina