04-09-2008

Se Detectaron Docentes Que Cobran Sin Trabajar

Educación Dará De Baja A 1300 "ñoquis"

Tras un relevamiento hecho por el Ministerio de Educación y Cultura de la provincia, se detectaron y serán dados de baja 1.300 casos de docentes que perciben haberes pero no desarrollan tarea alguna dentro del área educativa. El personal en esta situación fue individualizado a través del software Pregase, sistema instrumentado desde fines del año pasado que tras un entrecruzamiento de datos puso al descubierto el hecho.

Según resaltó en declaraciones a la prensa la ministra de Educación, Virginia Almará, el Estado provincial pierde mensualmente dos millones de pesos en maestros que no están al frente de las aulas y que sólo pudieron ser descubiertos gracias a la instrumentación del programa de computación Pregase, que estaba a disposición de la provincia desde hacía siete años pero nadie se había atrevido a utilizar.

La información fue revelada por la propia titular de la cartera este jueves por la mañana, oportunidad en la que aseguró: "Los casos fueron detectados tras comparar los datos plasmados en las declaraciones juradas que hicieron los directores de cada establecimiento, donde no mencionaron a estos docentes, con los datos que recogimos nosotros mismos mediante técnicos del Ministerio y que fuimos volcando en el software", señaló Virginia Almará.

La situación quedó al descubierto tras la fusión del Consejo General de Educación con el Ministerio y la puesta en marcha del Programa de Reforma Administrativa de los Sistemas Educativos Provinciales (Pregase). Un sistema ideado por la nación justamente para detectar este tipo de irregularidades y controlar la superposición de cargos en el área docente, que en el caso de Corrientes hubo de ser actualizado después de vegetar largo tiempo en manos de personas que nunca lo pusieron en práctica.

Además, por medio del monitoreo hecho se descubrieron casos "en que maestros declararon una cierta cantidad de horas cátedras, 42 como es el máximo permitido, pero están cobrando por muchas horas más".

"Ahora, con las pruebas en las manos, daremos de baja a los docentes que no fueron declarados por los directores de cada establecimiento", afirmó Almará. Aclaró en ese sentido que serán "estudiados los casos y convocaremos nuevamente a los titulares de cada escuela, para que nuevamente mediante la declaración jurada, expliquen porqué faltaron a la verdad antes".

La ministra reveló también que "la mayoría de los casos se da en el nivel primario pero también hay, en menor medida, dentro del nivel secundario". Anticipó que para fines de septiembre empezarán "a darse de baja a aquellos que no estén contemplados en las declaraciones juradas de los directivos".

La irregularidad le cuesta al Estado correntino dos millones de pesos mensuales, la provincia desembolsa ese dinero que es el de todos los contribuyentes correntinos, a gente que no desempeña tarea alguna. Sin embargo, figura en los padrones docentes.

"Un programa federal que existe desde 2001 lo estamos llevando adelante y es el que nos ayudó a descubrir estas irregularidades", dijo Almará al ser consultada sobre cómo se detectaron los 1.300 casos.

Explicó que "esta fue la tercera vez que se intentó desde el Ministerio ponerlo en funcionamiento y por suerte con éxito, porque ahora que se ven estas cosas uno entiende el porqué no se lo dejaba funcionar al Pregase".

El Programa de Reforma Administrativa de los Sistemas Educativos Provinciales, contó en Corrientes con el asesoramiento técnico de especialistas del Consejo Federal de Inversiones (CFI). Fue el propio gobernador Arturo Colombi quien instrumentó la medida para que el software fuera puesto en marcha y se creara un banco de datos único, con toda la información de los maestros que se desempeñan en la provincia.

Antes, eso se hacía por medio de cuadernos que eran enviados desde las escuelas, al entonces existente Consejo General de Educación para ser chequeados. "Todo era muy rudimentario y ahora observamos las consecuencias de esa forma de control", consideró Almará.

El sistema controla todo lo que es administración pública "donde hicimos una fuerte inversión desde el ministerio que es el área que me compete, para poner en marcha el programa". A eso suma la convocatoria realizada a los "directivos de escuelas a quienes llamamos para que con las declaraciones juradas sobre los maestros a su cargo, nos dieran un estado de situación en cada establecimiento de la provincia".

También la cartera a cargo de la funcionaria pagó la convocatoria hecha a directores a comienzos de año. "Y tras la comparación de esas declaraciones juradas y el sistema del Pregase, pudimos detectar estas irregularidades", puntualizó Almará.

Por último anticipó que con la instrumentación del Pregase "no hay marcha atrás y cada mes seguiremos depurando el padrón de docentes, cotejándolo con las declaraciones juradas que nos presenten los directivos".

Fuente: Agencia Corrientes

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina