06-09-2008

Eliminatorias Camino A Sudáfrica

Argentina Buscó Pero Al Final Terminó Empatando Con Paraguay

El equipo de Basile igualó 1 a 1 con los paraguayos. Gabriel Heinze, en contra, marcó para la visita, pero Sergio Agüero, en la parte final, estableció la igualdad. Con este empate los argentinos los dirigidos por Martino siguen liderando la eliminatoria sudamericana.

El empate final termina siendo justo, porque Paraguay fue más que Argentina en el primer tiempo, mientras que en la segunda etapa se invirtieron los roles, por eso, el 1 a 1 le sentó bien al espectáculo.

De entrada sorprendió el entrenador argentino al salir a jugar con una línea de tres en el fondo bien definida, con Martín Demichelis como líbero y Fabricio Coloccini y Gabriel Heinze saliendo a encimar a los dos delanteros paraguayos.

En el mediocampo se pararon Javier Zanetti y Angel Di Marías bien abiertos por las puntas, con Javier Mascherano y Esteban Cambiasso haciéndose dueños de la zona central.

Y de mitad de cancha en adelante se pararon Juan Román Riquelme, Lionel Messi y Carlos Tévez sin posiciones fijas, rotando constantemente y complicando desde lo individual.

Paraguay se paró para jugar de contra, como se esperaba, con muchos hombres atrás, sin desordenarse y sin utilizar su mediocampo para jugar sino que sólo para marcar, porque por allí la pelota cuando tuvieron la pelota los dirigidos por Gerardo Martino pasó por arriba, con largos pelotazos para sus delanteros.

A los siete minutos del primer tiempo los dirigidos por Basile tuvieron su primera oportunidad clara de gol, a través de un tiro libre ejecutado por Riquelme que pegó en el palo ante la mirada del arquero paraguayo Justo Villar.

A esa altura del partido el seleccionado argentino era el amplio dominador del partido, siendo su hombre más peligroso el debutante Angel Di María, quien cada vez que le dieron la pelota desbordó por la izquierda y las dos primeras veces que lo hizo los de celeste y blanco estuvieron cerca de ponerse en ventaja.

Con Di María por izquierda y con Tévez arrancando por derecha en diagonal hacia el arco llegaba lo mejor de Argentina, que antes del primer cuarto de hora ya merecía estar en ventaja en el marcador, ante un sorprendido Paraguay.

Pero el fútbol tiene cosas que a veces son difíciles de explicar, porque a los 12 minutos salió un largo pelotazo hacia arriba y cuando la pelota iba hacia el área Argentina, Heinze no pudo rechazar y en su intento por despejar cabeceó la pelota, chocó y lesionó a Roberto Abbondanzieri, marcando un gol en contra ante la presencia de Nelson Haedo.

Ese gol cambió el rumbo y la historia del partido. Hasta ese momento todo era de Argentina y a partir de la ventaja paraguaya todo pasó a ser nervios, con un inesperado protagonista del partido, como Haedo, quien iba a ser suplente, complicando a todo el fondo y el estadio Monumental se enfrió más que el clima.

Para colmo, Tévez, que era de lo mejor de Argentina, se hizo expulsar luego de aplicarle una fuerte plancha a Paulo Da Silva y el brasileño Simón no dudó en mostrarle la tarjeta roja directa.

Con ese panorama lo mejor que le pasó al seleccionado argentino fue que llegara el final del primer tiempo para barajar y dar de nuevo en el entretiempo.

Para el segundo tiempo Basile decidió “incinerar” a Heinze, pese a que digan que estaba lesionado, mandando a la cancha a Daniel Díaz y “sacó al más fácil de sacar” del medio, al chico Di María, de buena actuación, para que ingrese Agüero.

Cuando los cambios del técnico no le daban resultado a Argentina llegó la igualdad, que se produjo a través de la “fórmula olímpica”, porque Riquelme habilitó a Messi, éste asistió en forma perfecta a Agüero, quien con mucha frialdad y categoría envió la pelota al fondo de la red para establecer el empate.

Así como el gol de los paraguayos cambió la historia del primer tiempo, el de los argentinos provocó lo mismo en el segundo, porque a partir del tanto todo pasó a ser de los de celeste y blanco.

En diez minutos tuvo el gol Coloccini, quien de cabeza tiró la pelota fuera, después Agüero, quien solo dentro del área no pudo empujar la pelota al fondo de la red y más tarde Zanetti, con un centro que casi se le mete a Justo Villar.

Con un hombre menos el seleccionado argentino dominaba las acciones, creaba situaciones de gol y cambiaba la pálida imagen que estaba dejando.

Con el correr de los minutos la presión que ejerció el seleccionado argentino fue disminuyendo y más allá de que intentó ganar el partido, por como se dio el encuentro, el empate no le sentó para nada mal.

Fuente: Télam

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina