13-09-2008

Durante El Viaje De Egresados En Bariloche

La Custodia De La Hija De La Presidenta Frenó Una Inspección

Inspectores muniicpales no pudieron controlar las condiciones en el hotel en el que se aloja Florencia kirchner. Dicen que la decisión fue "Consensuada".

Personal de seguridad de la presidencia de la Nación evitó que inspectores municipales realizaran un control de rutina en un hotel estudiantil de esta ciudad en el que se alojaba la hija de la Presidenta, Florencia Kirchner, que se encontraba de viaje de egresados del colegio secundario.

 

Los repetidos desmanes de estudiantes que se registraban aquí hasta hace pocos años se revirtieron en buena parte con medidas de control y fiscalización en ómnibus y hoteles donde se alojan los jóvenes, pero esta vez los agentes municipales debieron aplicar una excepción y postergar la inspección para cuando los alumnos del Instituto La Salle terminaran su viaje.

 

Los inspectores locales ingresaron el pasado jueves 4 en el hotel Flamingo, ubicado a 20 metros del Centro Cívico, con intenciones de realizar una inspección de rutina para verificar las condiciones de seguridad del establecimiento estudiantil y detectar si había bebidas alcohólicas o pirotecnia.

 

Sin embargo, un oficial de la Policía Federal vestido de civil, que se identificó como custodio oficial de la hija de la Presidenta, solicitó que se postergara la supervisión, debido a que allí se alojaba la menor, según consta en el acta de inspección de la Secretaría de Turismo rotulada con el número 012893, a la que accedió LA NACION. El documento oficial señala que "no se puede dar vista al establecimiento, estado de ocupación, conservación, mantenimiento, ni medidas preventivas contra incendios ante emergencias, debido a la solicitud del personal de seguridad de la Presidencia de la Nación (Marcelo Gregores) y el secretario de Turismo municipal (Daniel González)".

 

Decisión "consensuada"

 

El acta no detalla los motivos de la excepción, que luego fueron confirmados a LA NACION por el propio secretario de Turismo local, quien afirmó que se "consensuó con los inspectores y la custodia presidencial suspender la inspección para proteger la privacidad de la hija de la Presidenta que se alojaba en ese hotel".

 

González afrontó la polémica decisión luego de un llamado del grupo de inspectores que llegó al hotel y le comunicó la situación, mientras que luego fue informado el intendente Marcelo Cascón, quien dijo que "hubiera hecho lo mismo".

El funcionario explicó que se trataba de una inspección por medidas de seguridad, aunque aclaró que en caso de visualizar bebidas alcohólicas o pirotecnia, los inspectores tenían la obligación de secuestrarlos y multar a la empresa estudiantil.

 

Florencia Kirchner se alojaba en un hotel de una estrella destinado al turismo estudiantil, junto a otras 122 personas, entre compañeros del Insituto La Salle, de la localidad de Florida, partido de Vicente López, y coordinadores de la Compañía Argentina de Turismo, encargada del viaje.

 

El contingente había llegado a Bariloche con motivo de su viaje de egresados el martes anterior, un día después del temporal de nieve que azotó la ciudad y que dejó a 80.000 usuarios sin energía, y estaban acompañados por dos vehículos y personal de la Policía Federal de civil que custodiaban sus movimientos.

 

Las autoridades municipales locales reconocieron que habían tomado conocimiento con anterioridad a la inspección frustrada, de que la hija de la Presidenta se encontraba de viaje de egresados en la ciudad.

 

Inclusive, la Policía Federal había dado aviso de que dos vehículos oficiales sin identificación como tal estarían estacionados en la primera cuadra de la calle Mitre, donde se encuentra prohibido el estacionamiento, por lo que solicitaron dar aviso a los inspectores de tránsito que recorren la zona céntrica para evitar multas y el traslado de los automóviles.

 

Ordenanza

 

Las inspecciones de la municipalidad en los hoteles estudiantiles están enmarcadas en una ordenanza del año 2000, por la cual se fijaron pautas para evitar el hacinamiento de los estudiantes en las habitaciones y regular el estricto cumplimiento de las normas de seguridad.

 

Mientras que en el acceso a la ciudad, en el puesto caminero ubicado a orillas del río Limay, inspectores de la Secretaría de Turismo de la Nación realizan un chequeo diario de los ómnibus que transportan egresados en busca de bebidas alcohólicas, estupefacientes o pirotecnia.

 

Fuente: La Nación

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina