27-05-2011

Se Reunen Ambos Paises

SIGUEN LAS CONVERSACIONES PARA TERMINAR EL CONFLICTO COMERCIAL CON BRASIL

Después de los encuentros mantenidos esta semana en Buenos Aires, Eduardo Bianchi y su par ejecutivo del Ministerio de Desarrollo de Brasil, Alessandro Teixeira, continuarán las negociaciones en Brasilia, adelantaron fuentes de la cartera fabril

Una oportuna comunicación telefónica desde el Ministerio de Desarrollo de Brasil al Ministerio de Industria argentino permitió a última hora del viernes avanzar otro paso en las dificultosas negociaciones bilaterales para intentar saldar la disputa comercial originada por la aplicación de licencias no automáticas por parte del gobierno de Dilma Rousseff. Así lo confirmaron fuentes de la cartera fabril a Infobae.com.

De esta forma, el ministerio que dirige Débora Giorgi aceptó la propuesta de su par brasileño, Fernando Pimentel, de reanudar el próximo jueves en Brasilia las reuniones que se iniciaron esta semana en Buenos Aires. La comunicación fue además motivo de alivio para los funcionarios argentinos, que habían descartado la llegada de alguna novedad desde Brasil antes del lunes o martes próximos.

El encuentro en la capital brasileña estará encabezado por el secretario de Industria argentino, Eduardo Bianchi, y su similar brasileño, Alessandro Teixeira.

Esta semana, las automotrices radicadas en la Argentina y Brasil adelantaron que analizan la posibilidad de "repensar" sus programas de producción en caso de que el litigio persista.

Bianchi y Teixeira concluyeron este martes dos días de reuniones en Buenos Aires para avanzar en la solución del la tensión suscitada tras la decisión brasileña de imponer hace dos semanas licencias no automáticas a la importación de autos, mecanismo que permite aplazar la autorización del ingreso de bienes al país.

Según un breve comunicado del Ministerio de Industria, Bianchi y Teixeira avanzaron en las negociaciones para "liberar gradualmente las licencias no automáticas pendientes". Sin embargo, el hermetismo de la nota dejó entrever que las posiciones se mantenían todavía muy distantes y los pronósticos, inciertos.

Desde un principio, la medida brasileña no dejó de ser interpretada en Argentina como una represalia a las barreras que nuestro país impone a productos procedentes de Brasil, como electrodomésticos, textiles, zapatos y alimentos, cuyo ingreso al mercado local fue motivo de controversias y reclamos en los últimos años.

La disposición de Rousseff apuntó al corazón de las ventas argentinas a Brasil. El sector automotriz nacional es el único que arroja superávit en el intercambio con el gigante sudamericano, por u$s400 millones anuales. En términos generales, Argentina tiene un déficit comercial con Brasil cercano a los u$s4mil millones anuales.

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina