19-09-2008

El Cambio En La Cúpula Del Ejército

La Oposición Coincidió En Que El Relevo De Bendini Fue Tardío

López Murphy, Bullrich, Pinedo y Ripoll dijeron a lanacion.com que no debió haber asumido como jefe del Ejército en 2003, cuando ya existían las sospechas por las que fue procesado; fuertes crítcias a los Kirchner

La evaluación es unánime. El relevo del general Roberto Bendini de la jefatura del Ejército, después de que se conociera su procesamiento por peculado en una causa por malversación de fondos, es una decisión correcta, pero debió tomarse hace más de cinco años. Más aún, el ahora militar retirado nunca debió ocupar el lugar en el que asumió en 2003 nombrado por Néstor Kirchner, opinaron desde la oppsición.

Dirigentes consultados por lanacion.com coincidieron en que la determinación de Cristina Kirchner de disponer su relevo y de otorgarle el pase a retiro es atinada pero tardía y apuntaron los dardos contra el ex presidente, a quien acusaron de manejarse con "criterios de amiguismo".

"Lo que pasó con Bendini es un ejemplo más de la enfermedad institucional que sufre la Argentina que hace que la relación con Néstor Kirchner sea más importante que cualquier institución. Está claro que Bendini debió ser relevado apenas se empezaron a investigar los hechos en los que está involucrado", opinó el jefe del bloque de diputados de Pro, Federico Pinedo.

El procesamiento. La Cámara Federal de Comodoro Rivadavia procesó al hasta ayer jefe del Ejército por el delito de peculado en una causa iniciada en 2003, cuando el militar estaba a cargo de la Brigada Mecanizada XI de Río Gallegos, por presunta malversación de fondos.

La resolución, en la que se revocó una falta de mérito con la que lo había beneficiado el juez federal, Gerardo Caamaño, y las denuncias de corrupción en el sistema militar de compras terminaron de sellar ayer el destino de Bendini.

Por su parte, Ricardo López Murphy consideró "increíble" que Bendini haya llegado a la jefatura del Ejército. "La acusación de peculado, que es un delito grave y que quedó confirmada por el procesamiento hace increíble que lo hayan mantenido en el cargo durante más de cinco años. Nunca debió asumir", arremetió el ex ministro de Defensa de la Alianza.

Para el dirigente, los responsables de lo que describió como "algo imposible de entender" no sólo son Néstor y Cristina Kirchner, sino también el Senado. "No hay que olvidar que el Senado también intervino aprobando el pliego para su asunción", recordó.

Made in Argentina. Además, consideró "inconcebible" que Bendini no tuviera diálogo con la ministra de Defensa, Nilda Garré. "Yo fui ministro de Defensa y no se me cruza por la cabeza que los jefes del Estado Mayor no conversen con el ministro que corresponde a su área. No pasa en ningún otro país del mundo".

No obstante, remarcó que esta circunstancia no lo sorprende. "Esta forma de manejarse tiene que ver con una patología que instalaron el duhaldismo y el kirchnerismo. De ahí vienen todas estas cosas insólitas", afirmó. "Es como cuando [el ex ministro de Economía, Martín] Lousteau no podía manejar a [el secretario de Comercio, Guillermo] Moreno", remató. Y completó con más ejemplos: "Hay acusaciones gravísimas por los fondos de Santa Cruz, las valijas chavistas, las facturas truchas de Skanska y las denuncias de sobreprecios".

"El relevo es tardío. Termina ocurriendo por algo que pasó hace más de cinco años y que todo el mundo conocía. Incluso se sabía cuando fue nombrado", arremetió la diputada de la Coalición Cívica Patricia Bullrich.

Amigos e instituciones. En la misma línea que sus pares, la legisladora atribuyó la "falta de reacción" de la Casa Rosada a lo que denominó "la discrecionalidad kirchnerista". "Esto demuestra que cuando los militares son amigos de Néstor Kirchner no importa que estén en la mira de la Justicia y que el matrimonio Kirchner construye las relaciones no a partir de la institucionalidad, sino a partir del amiguismo", advirtió.

Al igual que López Murphy tildó de "grave" que Bendini y Garré no tuvieran diálogo. "No existe que un jefe del Ejército no tenga contacto con el ministro de Defensa. Pero no es casual: habla de un Estado fragmentado en el que todos responden a una especie de paraestatalidad y en el que el poder real no está en las instrucciones, sino por fuera", concluyó.

Desde la izquierda, la dirigente Vilma Ripoll evaluó que la situación de Bendini responde a una especie de "teorema kirchnerista". Lo explicó así: "Nombran a alguien, lo bancan y lo terminan sacando por una interna. Siempre hacen lo mismo.

Mecanismo. Ripoll atribuyó la convivencia sin diálogo entre Bendini y Garré a otra "conducta instalada" del kirchnerismo. "Manejan el Ministerio de Defensa como manejan el resto de los ministerios. Se mueven por relaciones personales y termina pasando que cuando algún funcionario se pasa de la línea lo echan. Los Kirchner están acostumbrados a construir relaciones basadas en el encubrimiento mutuo de negocios turbios. Mientras nadie habla está todo bien, pero cuando alguien lo hace, o cuando actúa la Justicia, recién ahí ejecutan", lanzó.

Fuente: La Nación

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina