24-09-2008

El Juicio En Miami

Antonini Wilson Complica Más A Uberti Y Suma Nuevos Indicios

Precisó que dos valijas con dinero fueron cargadas en Caracas por el ex funcionario argentino y un empleado de Pdvsa; ayer, había dicho que, en total, llegaron al país US$ 4 millones y que estuvo en la Casa Rosada con De Vido

En su segundo día de declaración ante la Corte Federal de Miami, Guido Alejandro Antonini Wilson sigue dando detalles sobre el viaje que hizo a la Argentina en agosto del año pasado que complican aún más al Gobierno y en particular al hombre de confianza de Néstor Kirchner y encargado extraoficial del vínculo con Venezuela, Claudio Uberti.

Puntualmente, el empresario venezolano dijo a la jueza Jean Lonard que las valijas que llegaron en el avión que lo trajo a Buenos Aires eran dos y que fueron cargadas en Caracas por Uberti y por el funcionario de Pdvsa Rafael Ernesto Reiter, tal como reveló LA NACION en mayo pasado.

Ayer, el empresario dijo ante la jueza Jean Lonard que en el vuelo en el que llegó a la Argentina, fletado por el gobierno argentino, hubo otros US$ 4,2 millones, como había informado LA NACION hace poco más de dos semanas, que el dinero era de Claudio Uberti, que estuvo en la Casa Rosada y que allí lo saludó Julio De Vido, al que describió como "el número dos o tres de la Argentina".

El ciudadano venezolano estadounidense, que pocos días después del episodio que lo tuvo como protagonista decidió colaborar con el FBI, se mostró ayer en el juicio como un empresario que decidió viajar a Buenos Aires porque vio la oportunidad de abogar ante Uberti para conseguir algún negocio cuando se licitara la construcción del luego fallido Gasoducto del Sur, que uniría la Argentina con Venezuela.

"No es mío". Pero relató que todo se complicó la madrugada invernal del 4 de agosto de 2007. Eso ocurrió cuando la agente María Luján Telpuk, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), hizo la pregunta fatídica: "Señor, ¿qué hay ahí?" El diálogo, según Antonini, continuó así:

-No sé, pero es muy pesada.

-Póngala sobre la mesa.

"La abrieron y encontraron el dinero", resumió al empezar el relato de lo que vino después.

-¿El dinero era suyo?, lo interrogó ayer el fiscal Thomas Mulvihill.

-¡No, señor!

-¿Cuánto había?

-Después me entere que cerca de 800.000 dólares -replicó, antes de señalar al hombre que acusó de ser el verdadero dueño de la valija-.

"Uberti estaba aún a mi lado, lo miré y él hizo un gesto como de «no sé»", rememoró, mientras elevaba sus manos hacia el cielo, se encogía de hombros y ponía en la boca una suerte de puchero. Si el gesto fue de desconocimiento, lo que vino después le reafirmó a Antonini que el dinero sería de quien en la nómina del Estado lideraba el Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi): el chófer que lo esperó mientras contaban el dinero se lo envió Uberti y una mujer mayor, funcionaria, en el Aeroparque le ordenó que callara la verdad.

En Gobierno con De Vido. Por otra parte, Anonini ratificó la información que ya la secretaria de Uberti, Victoria Bereziuk, y el abogado Guillermo Ledesma habían declarado ante la Justicia argentina: que estuvo en la Casa Rosada dos días después del episodio en Aeroparque, algo que el Gobierno se empeña en negar.

Ayer, el venezolano dijo que no sólo ingresó en el palacio presidencial, sino que se encontró con De Vido, quien también niega que eso sea cierto.

-¿Quién es Julio De Vido?, le preguntó el fiscal para ilustrar al jurado.

-Eh es un ministro no sé es el número 2 o 3 de la Argentina, fue la respuesta que cosechó.

-¿Qué ocurrió con él?

-Me dijo brevemente: «Hola», mientras que me palmoteó la espalda.

 

Fuente: La Nación

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina