04-10-2008

La Crisis Mundial

La Cámara De Representantes De Estados Unidos Aprobó El Plan De Rescate Financiero De Bush

El Congreso estadounidense aprobó ayer con reformas el plan propuesto por el presidente George W. Bush, que destina unos 700.000 millones de dólares para el salvataje de entidades financieras quebradas en la mayor crisis desde la Gran Depresión de 1929.

El presidente estadounidense celebró la decisión de la Cámara de Representantes, que aprobó por 263 votos a favor y 171 votos en contra el plan de rescate financiero, informó la cadena de noticias CNN.

El salvataje, la mayor intervención estatal en la economía estadounidense en casi un siglo, contó con el apoyo de la mayoría de los legisladores demócratas pero no de los propios republicanos, aunque varios apoyaron el proyecto.

La iniciativa fue aprobada cuatro días después de su inesperado rechazo en ese mismo recinto y dos después de su media sanción en el Senado.

El plan, diseñado por el secretario del Tesoro norteamericano, Henry Paulson, estipula comprar a los bancos los activos ilíquidos que poseen y reactivar los mercados de deuda.

El proyecto votado este vienres por los Representantes tiene algunas modificaciones con respecto al rechazado el lunes por la misma cámara en una decisión que provocó una caída generalizada de los mercados financieros de todo el mundo.

Entre estas modificaciones figuran la ampliación del seguro para depósitos bancarios de 100.000 a 250.000 dólares y una reducción de impuestos, cuestión que contó con el apoyo de los candidatos para las elecciones presidenciales del próximo 4 de noviembre, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain.

El presidente Bush, impulsor del plan tras los pedidos de quiebra de importantes entidades financieras estadounidenses, brindó un mensaje televisivo desde la Casa Blanca, minutos después de su aprobación.

"Este paso representa una acción decisiva para aliviar el crisis crediticia que amenaza a nuestra economía", dijo Bush minutos después de que el plan fuera aprobado, y apuntó que promulgaría la ley en cuanto recibiera el proyecto.

El mandatario, quien pidió en las últimas semanas a los miembros de Congreso el voto favorable para el plan de rescate, afirmó que cree en el libre mercado y subrayó que el gobierno sólo debe intervenir en el mismo cuando es "absolutamente necesario".

Por su parte, Paulson destacó que una vez que se promulgue la ley contará con una amplia gama de herramientas para "proteger y recapitalizar" los mercados.

"Hay una amplia variedad de herramientas que nos ofrece esta legislación y que, junto a las otras posibilidades con las que contamos serán muy importantes a la hora de proteger la estabilidad de los mercados financieros y la seguridad económica de los estadounidenses", dijo el secretario del Tesoro.

Por otra parte, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, mostró su satisfacción por la decisión del Congreso y reiteró su disposición a seguir colaborando estrechamente con el Tesoro para mitigar las tensiones de los mercados de crédito.

"Aplaudo la decisión tomada por el Congreso, que demuestra el compromiso del gobierno para hacer lo necesario para fortalecer nuestra economía", dijo.

Y agregó: "La nueva legislación es un paso adelante fundamental para estabilizar nuestros mercados financieros y garantizar el flujo ininterrumpido de crédito para los hogares y empresas".

La crisis, la mayor desde la caída de la bolsa estadounidense en 1929, que provocó una crisis mundial sin precedentes, se desencadenó a mediados de septiembre, luego de una baja de casi el 5 por ciento del índice bursatil Dow Jones debido a la caída del banco de inversiones Lehman Brother, el segundo de Estados Unidos.

Un día después, la inminente caída de la aseguradora AIG movió a una intervención de la Reserva Federal, que aportó 85.000 millones de dólares, y del banco de inversiones Merrill Lynch, preso de la caída de las inversiones en el mercado de hipotecas, que fue adquirido por Bank of Americas en 44.000 millones.

Como parte de las medidas anticrisis y para evitar la caída de acciones del sector bancario, la Secretaría del Tesoro estadounidense prohibió temporalmente las ventas en descubierto de casi 800 títulos bancarios.

A la vez, la Reserva Federal anunció la inyección de otros 20.000 millones en el circuito bancario para ayudar a los bancos a pasar el fin de semana sin problemas de liquidez.

En sólo una semana, la Reserva Federal y el Tesoro habían realizado operaciones similares que demandaron 150.000 millones de dólares, según informes de dichos organismos.

Previamente, el gobierno norteamericano tomó el control de las administradoras de hipotecas Fannie Mae y Freddie Mac por un total de 200.000 millones de dólares Los analistas Alberto Bernal y Liliana Rojas-Suárez, del Centro para el Desarrollo Global, dijeron a la candena CNN que el salvataje "traerá tranquilidad a los mercados", pero a costa de una "recesión" en la economía de "al menos un año".

Sin embargo, coincidieron en estimar que "no será necesario utilizar la totalidad de los 700.000 millones" de dólares estipulados en el proyecto, debido a que "el reestablecimiento de la confianza del público tenderá a normalizar el pulso del comercio y las finanzas".

 

Fuente: Télam

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina