27-01-2017

MUESTREOS DIERON POSITIVO EN DIFERENTES BARRIOS

Leishmaniasis Al Acecho: Recomiendan Extremar Las Medidas De Prevención

Desde la Dirección de Epidemiología de la Provincia negaron que se haya confirmado el primer caso de 2017 de la enfermedad y aseguraron que el diagnóstico es del año pasado. De todas maneras, advierten "no bajar la guardia" respecto a las acciones para frenar el avance de la patología. Por otro lado, veterinarios confirmaron con análisis de laboratorios al menos cuatro casos en el mes.  


Si bien no hay registros oficiales en lo que va del año, un posible primer caso positivo de leishmaniasis volvió a prender el foco de alerta y desde el área de Salud de la Provincia solicitaron a la población "no bajar la guardia" respecto a las medidas de prevención para frenar el avance de esta enfermedad. 

"El caso del niño que salió en algunos medios hoy es del año pasado. Cuando se le diagnosticó la enfermedad realizó un tratamiento, estuvo internado y ya fue dado de alta", aseguró ayer a EL LIBERTADOR Claudia Campias, directora de Epidemiología del Gobierno provincial.
"Seguimos trabajando en los eventos importantes, también en las playas y otros lugares de concurrencia masiva para continuar con la difusión de las medidas preventivas. Insistimos a la gente que utilice repelentes y estamos en constante contacto con los médicos de la provincia para mantener la vigilancia de los cuadros que puedan significar la presencia de alguna de las enfermedades de toda el área, en la que está incluida la enfermedad de la leishmaniasis. Pero también trabajamos en la prevención de Dengue, Zika y Chikungunya. En el caso puntual de la leishmaniasis estamos tratando de cerrar el cronograma de la colocación de trampas que se van a disponer en diferentes lugares para poder tener un control del flebótomo", explicó.
 La voz de alerta la volvió a encender la novedad de que podría haberse detectado el primer caso del año en Capital, pero la realidad es que Corrientes sigue estando en el rango de "endémica" por  la cantidad de casos registrados en los últimos años, por lo que se solicita la colaboración de toda la población para frenar el embate.
 
PREVENCIÓN
 
"Le pedimos a la gente que siga con las medidas preventivas. Es decir, que utilice repelente, mangas largas o ropa que cubra la mayor parte del cuerpo, sobre todo cuando se va hacia el monte o donde haya mucho pasto y árboles. Otra de las cuestiones que deben ser tenidas en cuenta son los síntomas que se presenten (ver aparte) para poder recurrir a la consulta médica lo antes posible. Desde el área Salud de la Provincia tenemos todos los elementos para combatir la enfermedad", cerró.

Instan a prestar atención a los síntomas
La leishmaniasis es causada por un parásito diminuto de nombre Protozoo Leishmania. Los protozoos son organismos compuestos de una sola célula.
Existen diferentes formas de leishmaniasis:
La leishmaniasis cutánea, que afecta la piel y las membranas mucosas. Las llagas en la piel por lo general comienzan en el sitio de la picadura del flebótomo. En algunas personas, se pueden desarrollar llagas en las membranas mucosas.
La leishmaniasis sistémica o visceral afecta el cuerpo entero. Esta forma ocurre de 2 a 8 meses después de que la persona es picada por el flebótomo. La mayoría de las personas no recuerda haber tenido una llaga en la piel y esta forma puede llevar a complicaciones mortales. Los parásitos dañan el sistema inmunitario disminuyendo la cantidad de células que combaten enfermedades.
Los síntomas son: dificultad para respirar; llagas en la piel, que pueden convertirse en una úlcera cutánea que sana muy lentamente; congestión, goteo y hemorragia nasal; dificultad para deglutir; úlceras y desgaste (erosión) en la boca, la lengua, las encías, los labios, la nariz y el tabique nasal. En los niños, la infección visceral sistémica empieza generalmente de una manera súbita, con tos, diarrea, fiebre y vómitos.
Los adultos por lo general presentan una fiebre que dura de 2 semanas a 2 meses, acompañada de síntomas como fatiga, debilidad e inapetencia. La debilidad aumenta a medida que la enfermedad empeora.
Otros síntomas de la leishmaniasis visceral sistémica pueden incluir molestia abdominal, fiebre que dura semanas (puede aparecer y desaparecer en ciclos), sudor frío; piel escamosa, grisácea, oscura y pálida; adelgazamiento del cabello y pérdida de peso.

El problema también es sociocultural
"La patología de la leishmaniasis es muy particular y se relaciona con las conductas de las personas. El flebótomo que transmite la enfermedad es de vida nocturna y silvestre y en ese sentido se diferencia del Aedes Aegypti que transmite el dengue, que tiene una vida doméstica, por decirlo de alguna manera", contó un veterinario consultado por EL LIBERTADOR. 
"Lamentablemente -agregó-, el aspecto sociocultural tiene mucho que ver, incluso el económico. No quiere decir que porque vivas en un barrio más o menos periférico o céntrico no te va a picar el flebótomo, pero a la gente de barrios más alejados le cuesta más poder acceder a repelentes, tanto para las personas como para los animales. Un collar repelente que proteja contra esta enfermedad tiene un costo de entre 600 y 800 pesos, hay casas en las que tienen más de un animal. Eso complica mucho la situación. Hace falta modificar algunas costumbres", aseveró. 
"Nos ha pasado de ir a dar charlas y tomar muestras en algunos barrios -agregó-, sobre todo los que están más cerca del río, que dieron positivo el muestreo en dos animales y cuando volvemos nos encontramos con un tercer o incluso cuarto perro que va a tener el mismo destino que los anteriores. Y son focos permanentes de contagio". 
El profesional recomendó, ante el primer síntoma, la consulta inmediata al médico de la sala o centro de salud más cercano para comenzar inmediatamente con el tratamiento.

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina