20-10-2008

El Camino A La Casa Blanca

El Vice De Obama, Una De Las Claves De Las Elecciones En Estados Unidos

Numerosos analistas y diarios conservadores coinciden con que el republicano John McCain se equivocó fatalmente al elegir a Sarah Palin como compañera de fórmula, mientras que consideran que Joe Biden es un buen complemento para el candidato demócrata.

Sin ir más lejos, Sarah Palin es una de las razones por las que Colin Powell decidió apoyar al demócrata Barack Obama: dijo ayer que no cree que la gobernadora de Alaska esté preparada para ser presidenta ni vicepresidenta. 

Según el diario El País de España, sin hacer tanto ruido como su rival, Biden convence a los votantes de que él tiene las canas y la experiencia que le faltan al senador de Illinois.

El punto débil de Obama es su juventud -47 años- y que es un recién llegado a Washington. Frente a la posible preocupación de los estadounidenses por esta escasa trayectoria, Biden aporta 36 años de experiencia en el Senado y un amplio conocimiento en asuntos de política exterior que nadie pone en duda. Recibe una atención de los medios mucho menor que Palin, Obama o McCain, y llena menos estadios que cualquiera de ellos, pero él recorre tranquilo su camino. Visita los Estados clave y deja claro en sus mítines que frente a la inexperta Palin, nadie puede tener dudas de su solvencia. No despierta el entusiasmo de Obama, pero da seguridad.

Biden salta al ruedo en los mítines jugando sus fichas: ser un hombre mayor -65 años-, afable, del pueblo, de clase trabajadora, que conoce bien los problemas de la clase media. Obama también tiene orígenes humildes, pero su trayectoria académica y vital hace difícil a la población identificarse con él. Demasiada excelencia y talento. La identificación con Biden es más fácil. 

Es un hombre inteligente y preparado, pero más cercano. Biden sonríe a sus seguidores con su perfecta y blanca dentadura, les llama "folks" [amigos] y se dirige a ellos en tono alto y con un lenguaje popular. Es el educado y ocurrente irlandés católico que cualquier familia querría tener en su barbacoa del domingo.

El senador por Delaware juega, además, otro papel fundamental: defender a su candidato. Ante una campaña de constantes ataques personales como la que están llevando a cabo los republicanos, Obama no siempre responde con contundencia. Pero ahí está Biden para hacerlo. 

"Estoy cansado, cansado, cansado de que los republicanos hablen de patriotismo y decidan quiénes son patriotas", dijo el jueves en Mesilla, Nuevo México. Obama debe tener cuidado para no parecer un angry black en sus discursos y, ante los ataques, debe contenerse. Pero Biden no. "Si sueno enfadado, es porque lo estoy", dice.

También ataca con más intensidad a los republicanos y dedica mucho más tiempo que Obama a insistir en la identificación entre John McCain y George Bush. En los últimos días, el punto estrella de sus discursos fue criticar a Sarah Palin por decir en Carolina del Norte que estaba contenta de estar en una "parte del país proamericana". 

"Damas y caballeros, no sé qué piensa Sarah Palin, pero cada Estado que he visitado es proamericano, todos han mandado a sus hijos e hijas a servir y morir por su país en la guerra", dijo Biden en Nevada y Nuevo México.

 

Fuente: Télam

Diario El Libertador Edición On Line




Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes

www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina