02-11-2008

Operativos Antidrogas

Bolivia Suspendió La Acción De La DEA

Evo Morales ordenó la interrupción indefinida de las actividades de la agencia antidrogas de los Estados Unidos en su país, tras acusarla de apoyar económicamente el golpe cívico prefectural contra su gobierno. "Tenemos la obligación de defender la soberanía del pueblo boliviano", sentenció.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ordenó hoy la suspensión indefinida de las actividades de la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA (Drug Enforcement Agency) en su país, tras acusarla de apoyar el golpe cívico prefectural contra su gobierno de agosto-septiembre.

"Es una decisión personal, a partir de hoy se suspende de manera indefinida la actividad de la DEA norteamericana. Tenemos la obligación de defender la soberanía del pueblo boliviano", sentenció Morales, citado por la Agencia Boliviana de Información (ABI), quien en agosto pasado desautorizó el vuelo de aviones de la agencia antidroga.

El mandatario hizo el anuncio durante un acto en el municipio de Chimoré, a 170 kilómetros de Cochabamba, del que participaron jefes militares y diplomáticos de distintos países, en el que anunció el cumplimiento de la meta anual de erradicación de coca ilegal exigida por la comunidad internacional, que llegó a 5.021 hectáreas de cultivo de cocales.

De acuerdo a Morales, en los últimos meses la DEA realizó actividades "fuera de sus competencias", asumiendo una participación política en Bolivia, que significó una conspiración contra su gobierno.

El mandatario precisó, según la mencionada agencia, que existieron agentes de la DEA que realizaron espionaje político y financiaron a grupos de delincuentes para que atenten contra la vida de las autoridades de gobierno, incluso contra la suya.

Morales denunció que la oficina antinarcóticos financió la toma de los aeropuertos en los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija, regiones desde donde en los meses de agosto y septiembre pasado se impulsó un golpe de Estado cívico-prefectural que fue dado a conocer a la comunidad internacional por el gobierno boliviano.

"El agente Stevens Fausete, figura como agente regional de la DEA en Santa Cruz, y en misión diplomática de la embajada de Estados Unidos, realizó viajes a Trinidad y Riberalta con el objetivo de financiar a los cívicos comprometidos con el golpe de Estado civil", relató, citado por el portal de la red de noticias Erbol.

Mencionó también los vuelos irregulares que realizaba una avioneta Súper King de la DEA con matrícula N558KA durante los violentos disturbios de los primeros días de septiembre, la que aeronave, según el relato de Morales, aterrizaba en los aeropuertos tomados por los cívicos para cargar o descargar material que se desconoce.

"El mismo avión no sacó plan de vuelo, no cumplió ningún control de lo que transportaba. Se desconoce lo que descargaron o viceversa del avión a la vagoneta (camioneta), de esta manera vulneraron la soberanía nacional", advirtió el presidente, quien precisó que la información fue proporcionada por funcionarios de los aeropuertos.

Morales sostuvo que estas actividades de la DEA en Bolivia han sido permanentes y que hasta ahora se han detectado por lo menos siete casas llamadas de "seguridad", desde donde los agentes de ese organismo de apoyo a la lucha antidrogas realizaban control político, espionaje y pinchadas a llamadas telefónicas.

El mandatario también denunció que algunos comandantes de la Policía boliviana, de los que no dio nombres, conocen de estas operaciones de la DEA al margen de las tareas de apoyo a la lucha contra el narcotráfico.

Las acusaciones de Morales se producen en medio de la peor crisis diplomática entre La Paz y Washington, luego de que en septiembre expulsara al embajador estadounidense Philip Goldberg, acusándolo de apoyar los planes conspirativos de prefectos (gobernadores) de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija.

Washington respondió expulsando al embajador boliviano ante la Casa Blanca, Gustavo Guzmán.

Morales insistió hoy en que está dispuesto a mejorar las relaciones diplomáticas con todo el mundo y con el nuevo gobierno de los Estados Unidos que surgirá de las elecciones del próximo 4 de noviembre, cuando el pueblo de ese país elija a su futuro presidente.

"Ojalá en Estados Unidos, con el nuevo Gobierno, haya cambio, (estamos) dispuestos a entablar el diálogo", apuntó.

Por otra parte, el canciller boliviano, David Choquehuanca, anunció hoy su intención de gestionar ante la próxima administración estadounidense la ampliación de la ley de preferencias arancelarias andinas, vetada por el actual presidente George W. Bush.

"Si con este gobierno se cierra el ATPDEA (programa de preferencias a cambio de lucha contra el narcotráfico) con la próxima administración podríamos reabrirlo", afirmó Choquehuanca.

 

Fuente: Télam

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina