07-08-2008

La Gente Colmó El Pueblo Del Santo Del Trabajo

Stanovnik Destacó El Amor Y La Devoción A Dios Y San Cayetano

En la homilía en la misa central instó a los fieles a "ayudar" a la providencia, señalando que "no debemos cruzarnos de brazos y esperar que las cosas se solucionen solas".

Ante miles de personas que se desbordaron el pequeño poblado situados a pocos minutos de la Capital correntina para rendir tributo a San Cayetano, Stanovnik dio un mensaje de aliento, al indicar que “puso toda su confianza en Dios y buscó, sin desfallecer, en tiempos muy difíciles, el Reino de Dios y su justicia, a través de iniciativas sociales muy concretas y oportunas, a pesar de todas las resistencias y fracasos que tuvo que soportar”.

Durante la novena realizada en honor al santo y centrada en su figura como discípulo y misionero de Jesucristo, los devotos rezaron y reflexionaron sobre diversas realidades de la fe y vida cristiana.

En esta línea, el Arzobispo destacó “la buena noticia de la dignidad humana, de la vida, de la familia, del trabajo, del destino universal de los bienes, de la alegría de seguir a Jesús y de ser sus valientes testigos y misioneros”.

“La participación en la novena, la procesión multitudinaria que acabamos de vivir, expresan la alegría que sentimos por creer en Jesucristo y en su Iglesia, y ponen de manifiesto nuestra profunda devoción y amor a san Cayetano”, dijo Stanovnik.

El purpurado indicó que el santo del pan y del trabajo “vemos a un hombre que vivió una intensa y definitiva amistad con Dios. El hecho de sentirnos nosotros sus amigos y devotos, nos da mucha paz y una confianza muy grande”.

Stanovnik aprovechó la ocasión para repasar la trayectoria del santo y sostuvo que “fue un verdadero discípulo de Jesucristo y un audaz misionero de su amor. Su amistad con Dios lo hizo muy sensible a las necesidades de los más pobres”.

Recordó que San Cayetano que “se ocupó personalmente de los enfermos que deambulaban por las calles y, al poco tiempo, con un grupo de amigos, fundaron un hospital para enfermedades infecciosas”.

Para el titular del Arzobispado de Corrientes, “San Cayetano comprendió claramente que el amor a Dios no puede separarse del amor al prójimo, y que el amor al prójimo se expresa, no sólo en la caridad individual, sino sobre todo mediante estructuras sociales, que favorezcan la vida digna y plena de todos los ciudadanos, dando preferencia a los que padecen más y tienen menos”.

En ese sentido, una acción concreta de amor al prójimo que emprendió el santo, con una fuerte incidencia social, fue el banco popular. “Este proyecto fue muy resistido y combatido en sus comienzos, hasta que pudo concretarse, sirviendo de gran alivio e incentivo para muchos pobres”, destacó.

“Cuando Jesús nos invita a tener confianza en la Providencia, no dice que nos crucemos de brazos y esperemos a que las cosas se resuelvan solas, o que otros se encarguen de solucionarlas. Todo lo contrario, para Jesús la confianza en Dios va unida a la responsabilidad que nos cabe a todos ante los problemas de la vida, por eso nos alienta diciendo: ‘busquen su Reino, y lo demás se les dará por añadidura’”.
Monseñor sostuvo que “San Cayetano es una estrella que brilla con intensidad, porque refleja un gran amor y una confianza enorme en la palabra de Dios. Apoyado en el Amor de Dios, sintiéndose profundamente amado por Jesús, se entregó sin reservas a ayudar a los más necesitados”.

Finalmente, dijo que “bajo la tierna y dulce mirada María de Itatí, y acompañados por nuestro querido San Cayetano, amigo de Jesús y de los hombres, le damos gracias a Dios por el trabajo y por el pan, y por la alegría de ser cristianos. Junto a las ofrendas de pan y de vino, llevaremos al altar los gozos y las fatigas de cada día, para ofrecer a Dios el sacrificio de toda la Iglesia”.

 

Fuente: Agencia Corrientes

Diario El Libertador Edición On Line






Virginia Sweaters - Galería paseo del Pilar - Corrientes




www.corrientescate.com

(c) 2008 - 2018 - Corrientescate.com - Corrientes - Provincia de Corrientes - Argentina